Ingredientes
• 200g harina
• Una cucharadita de sal (aprox. 5 ml)
• 120g de levadura en polvo o levadura de pan fresca
• ½ cucharadita de azúcar
• 150ml agua caliente

PREPARACIÓN

Precalienta el horno a 220°C, o si es de gas al 7. Engrasa la bandeja o molde metálico con un poco de aceite. Tamiza la harina y la sal mezclándolas después en un bol. Añade la levadura y el azucar mezclándolo todo bien. Vierte el agua caliente y remueve hasta que se forme una masa uniforme. Amásalo con las manos durante 10 min. Divide la masa en 4 partes y les das la forma que mas te guste. Coloca las porciones sobre la bandeja engrasada.
Cubre la bandeja con un paño húmedo y déjalo reposar durante 30 min. en un lugar cálido de modo que aumente hasta el doble de su tamaño. Hornea durante 10-15 min, hasta que la masa adquiera un color dorado.

Algunas sugerencias…
¡Si añades a la mezcla 25g de manzana, frutos secos, queso rallado o cebolla deshidratada, verás que rico esta!
También puedes decorar la corteza del pan con semillas de sésamo, de amapola, queso rallado o cebolla seca.